lunes, marzo 16, 2009

La necesidad de un plan de gestión de una Especie de Interés Comunitario, para armonizar ganadería y conservación de la biodiversidad en la Rioja

El lobo es una especie que a lo largo de la historia ha sufrido un tremendo acoso por parte del hombre, habiendo desaparecido de buena parte de sus dominios históricos, en especial de Europa. En la Rioja fue prácticamente exterminado. En los últimos años ejemplares procedentes de las provincias de Burgos y Soria han ido apareciendo en el sur de nuestra Comunidad (Alto Najerilla, Iregua) así como algunas otras zonas del este. Esta recolonización de antiguos territorios por parte del lobo, se ha visto rodeada de un sensacionalismo mediático en algunas regiones, como la comarca de las “siete villas”

Los ataques al ganado son un problema que se agudiza en zonas donde no se adoptan métodos de prevención y sus efectos se elevan al máximo exponente de conflictividad, criterio que no suele corresponderse con la realidad. En la vecina Álava, la afección sobre el conjunto del censo ovino es del 0,4%. En Asturias, la primera región española con un plan de gestión, la relación entre las indemnizaciones por daños de lobo frente al total de subvenciones percibidas es del 0,96%. En el oeste de EE.UU, de los 104 millones de vacas criadas en el 2005, los más de un millar de lobos existentes mataron 4.400, mientras que los perros mataron 22.000 y los problemas digestivos causaron la muerte de 648.000 reses. Estos indicadores demuestran la "magnitud" de la incidencia de la población lobuna.

El Gobierno de La Rioja ha adoptado como medida, además de pagar los daños ocasionados por el lobo sobre la ganadería, declarar el lobo como especie cinegética. Esta declaración no se ha realizado en base a criterios técnicos o estudios sobre la viabilidad y conservación a largo plazo de la población riojana. El Gobierno de La Rioja considera al lobo como un estorbo y un problema para sus intereses cinegéticos y ganaderos. De hecho, se podría dar el caso que en una única cacería autorizada de caza mayor, en las cuales se puede cazar el lobo ibérico, se eliminara la totalidad de la población riojana de esta especie. No resulta lógico permitir un aprovechamiento cinegético de lobos al carecer de un plan de gestión que dictamine si este tipo de situaciones. Cualquier otra actuación no resultaría lícita ni presentable a la sociedad riojana y europea, ya que el lobo el lobo es una Especie de Interés Comunitario, y su gestión no debe ir en contra de un estado de conservación favorable para la especie.
¿Qué es lo que entienden por ello la administración riojana?
Los trabajos científicos modernos demuestran el papel y la relevancia sin par que los depredadores tienen para la supervivencia a largo plazo de la biodiversidad de los ecosistemas que ocupan. Si en la Rioja contamos con la presencia de lobos es porque nuestro medio natural que cuenta con abundantes poblaciones de ungulados silvestres (corzos, ciervos y jabalíes) lo permite, a pesar de los esfuerzos en exterminarlos legal e ilegalmente mediante batidas, venenos, etcétera. La línea argumental que equivocadamente exige controlar a los lobos crea una situación recurrente en el tiempo que sólo se resolverá mediante la implantación de mecanismos de prevención de daños.
Consideramos que es necesaria la elaboración de un plan de gestión de la especie, tal y como marca la Estrategia Nacional de Conservación del lobo, documento que fue aprobado en 2005 con la participación de nuestro gobierno regional. En este plan se deberían incluir las siguientes medidas para lograr una armonía entre el hombre y el lobo ibérico en La Rioja:

- Eliminar la catalogación de la especie como cinegética. Véase el caso asturiano.
- Seguimientos periódicos y continuos de la población de lobo ibérico en La Rioja.
- Proporcionar a los ganaderos medidas paliativas para evitar los daños, como por ejemplo, la adopción de mastines para proteger los rebaños, así como un sistema ágil de pago de los daños que sufren los ganaderos, siempre que se haya demostrado que se pueden atribuir al lobo con un grado de probabilidad razonable.
- Favorecer e implantar medidas que hagan compatible la supervivencia de esta especie con el mantenimiento de la ganadería en la Sierra Riojana.
- Aumentar las acciones de control de caza ilegal y de otras actuaciones ilegales que padece la especie.
- Limitar los controles sobre la especie a actuaciones llevadas a cabo por personal de la propia administración, siempre y cuando se acredite y demuestre objetivamente la reiteración de daños en una zona y se compruebe que los ganaderos están adoptando medidas para evitar los mismos.

En Logroño, 16 de Marzo de 2009.

Ascel
Asociación para la Conservación y el Estudio del Lobo Ibérico
http://www.loboiberico.com/

CER
Colectivo Ecologista Riojano

2 comentarios:

plcm dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
plcm dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.